CULTIVANDO MI BIENESTAR Y EL DE MI FAMILIA

publicado a la‎(s)‎ 26 may. 2017 7:21 por Cesar Criollo

CULTIVANDO MI BIENESTAR Y EL DE MI FAMILIA

 La situación actual en nuestro país, nos tiene transitando por diversas emociones. Las llamadas negativas (tristeza, miedo, rabia)  tienen en este momento mayor presencia que las positivas (amor, alegría), por ello los docentes y padres que hemos realizado el Diplomado en Psicología  Positiva, en consonancia con nuestro compromiso  promover en nuestros espacios EL BIENESTAR, ofrecemos a continuación una serie de sugerencias dadas por  la Sociedad Venezolana de Psicología Positiva (SOVPPOS)

¿Cómo podemos lograr el bienestar?

 *Mantén tus hábitos saludables: sabemos que la situación que vivimos puede ser muy incierta y con muchas dificultades, pero depende de nosotros poder mantener una rutina adecuada de descanso, cuidar la calidad de los alimentos que consumimos y tratar de destinar un tiempo para la práctica de alguna actividad física.

 *Cultivar tus relaciones significativas: mantener el contacto con nuestras redes de apoyo favorece la estabilidad emocional, siempre que estas relaciones pertenezcan a un espacio de amor.

 *Mantener una rutina: en la medida de lo posible determina algunas horas del día a tus actividades laborales o de estudio, así despejas la mente de las inquietudes propias del momento que vivimos.

 *Procura hacer alguna actividad de recreación: leer un libro, ver una obra de teatro, ir al cine o planificar una noche de películas en casa son actividades que nos ayudan a desplazarnos hacia emociones placenteras. Desde la esperanza y el optimismo podemos apreciar la situación que transitamos con una mirada más amable.

 *Si hay niños en casa: hazles una rutina y manténla, para ellos es muy importante la estabilidad. Cuida la forma cómo transmites la información que recibes y mantén un lenguaje respetuoso en las conversaciones que se den en casa, especialmente aquellas que se refieren a la situación del país. Procura compartir con ellos experiencias amorosas y en donde pongas en práctica tu atención plena. Responde sus inquietudes utilizando un lenguaje cercano a ellos, valida que interpretan ellos de la realidad e indaga de dónde proviene la información que reciben. Algo muy importante es que consideres, escuches y concedas legitimidad a sus emociones frente a la situación que vivimos.

· * Destina un momento para el cultivo de la paz interior: meditar, orar, contemplar la naturaleza y poner en práctica nuestra atención plena son actividades que nos permiten mantener la serenidad y desde ahí podemos ser más conscientes de las emociones que vivimos, cómo las vivimos y cómo nos estamos relacionando con quienes nos rodean y con la situación que cada uno vive.

Si bien es cierto no se trata de evadir la realidad que estamos viviendo se “trata de cuidarnos y cuidar a nuestros seres queridos, en este caminar”.

Diplomado Psicología Positiva

Cohortes I y II

Comments