Tejiendo vínculos

CERRANDO CICLOS

publicado a la‎(s)‎ 3 jul. 2017 6:10 por Cesar Criollo   [ actualizado el 3 jul. 2017 6:10 ]

CERRANDO CICLOS

 

Para todas las personas que formamos parte de la comunidad educativa del colegio, el mes de Junio representa el momento más agridulce del el año escolar. Los padres se dan cuenta que ha pasado todo un año desde que les anunciaron la promoción de grado/año de sus hijos, también de lo mucho que éstos  han crecido. Felices de haber cumplido las metas propuestas para el año escolar, pero no pueden dejar de sentir un dejo de nostalgia porque sus hijos se están alejando cada vez más y apresuradamente de la niñez que los mantiene con ellos, se acercan irremediablemente a la etapa en donde necesitan más espacio e independencia. Para nosotros los docentes no es muy diferente. Hemos sido testigos presenciales de los éxitos de nuestros estudiantes, de sus caídas y de las formas tan hábiles y creativas con las que se levantan después. ¡Y cómo no serlo si pasan ocho horas diarias con nosotros en el colegio! y, aunque ellos ni lo sospechen, nos convertimos secretamente en observadores de su desarrollo, de sus alegrías y tristezas, y capaces de mover cielo y tierra para no verlos en desdicha.

De esta forma se nos pasa el año escolar, tratando no solo de impartir el contenido de cada una de las materias sino también, tratando de darles herramientas para manejarse con éxito en la vida fuera de la escuela. Cada uno de nuestros estudiantes es un ser humano precioso que nos deja cientos de enseñanzas y con cada uno de ellos nos damos cuenta de la magnitud que toma la importancia de la educación en el hombre moderno. Así, cuando llega el final del año escolar algunos docentes no seguiremos siendo partícipes directos de la formación académica de los estudiantes; claro que los veremos en los pasillos y les preguntaremos cómo les va y les ofreceremos siempre nuestro apoyo, pero no tendremos la oportunidad de compartir con ellos en un aula. Por supuesto que pasar por esa situación nos llena de sentimientos como tristeza y melancolía, sin duda alguna también de orgullo y felicidad por haber podido estar juntos aunque sea un solo año escolar con ellos.

Y así como cada inicio de año escolar nos comprometemos con cada uno de nuestros estudiantes a dar lo mejor de nosotros, a tratar de entenderlos como individuos y a guiarlos por el camino que consideramos el mejor, al final del año no nos queda más que agradecerles su existencia y por la oportunidad maravillosa de estar con ellos, de conocerlos y de poder formar parte de sus vidas. Con suerte, algunos no se olvidarán de nosotros y nos recordarán como los profesores y maestros que les dimos herramientas útiles y sobre todo mucho cariño, comprensión y una amistad verdadera y desinteresada para toda la vida.

                                                                              Prof. Gabriela Bernal

A todos mis alumnos de segundo año a quienes les agradezco infinitamente la oportunidad de compartir una pequeña parte de sus vidas conmigo.


COMO EL AVE FÉNIX

publicado a la‎(s)‎ 23 jun. 2017 6:33 por Cesar Criollo   [ actualizado el 23 jun. 2017 6:34 ]

COMO EL AVE FÉNIX

El ave Fénix, es un pájaro de la mitología griega, que se consumía por acción del fuego para resurgir de sus propias cenizas. Cuando llegaba la hora de morir, hacía un nido de especias y hierbas aromáticas, ponía un único huevo, que empollaba durante tres días y al tercer día ardía. El Fénix se quemaba por completo y al reducirse a cenizas, resurgía del huevo la misma ave, siempre única y eterna.

Según el mito, poseía varios dones, como la virtud de que sus lágrimas fueran curativas. Esta ave por su muerte de manera diferente, se ha convertido en un símbolo de fuerza, de purificación, de inmortalidad y de renacimiento físico y espiritual.

Pero ¿por qué hablar del Ave Fénix en Tejiendo Vínculos? Porque lo comparamos con el  ser humano.  Resiliencia viene del término latín resilio, «volver atrás, volver de un salto, resaltar, rebotar, rebotar engrandecido, lleno de fe, de ánimo y de optimismo».  Es el proceso de adaptarse bien a la adversidad, a un trauma, tragedia, amenaza, o fuentes de tensión significativas.

Sin embargo, es importante que tengamos presente  que ser resiliente no quiere decir que la persona no experimente dificultades o angustias. El dolor emocional y la tristeza son comunes en los seres humanos que han sufrido grandes adversidades o traumas en sus vidas. La resiliencia no es una característica que la gente tiene o no tiene, porque incluye conductas, pensamientos y acciones que pueden ser aprendidas y desarrolladas por cualquier persona.

Ahora bien, existe una combinación de factores que contribuyen a desarrollar la resiliencia. Uno de ellos y considerado el  más importante es tener relaciones de cariño y apoyo dentro y fuera de la familia. Relaciones que emanen amor y confianza, que proveen modelos a seguir y que ofrezcan estímulos y seguridad. Y además de este factor también podemos lograrla:

·         Evitando ver las crisis como obstáculos insuperables: No podemos impedir que ocurran eventos que  nos produzcan mucha tensión, pero sí podemos cambiar la manera cómo la interpretamos y reaccionamos ante ellos. Tratar de mirar más allá del presente y pensar que en el futuro las cosas mejorarán es importante. Observa si hay alguna forma sutil en la cual te sientas mejor, mientras te enfrentas a las situaciones difíciles.

·         Aceptando que el cambio es parte de la vida: Es posible que como resultado de una situación adversa no te sea posible alcanzar ciertas metas. Aceptar las circunstancias que no puedes cambiar te puede ayudar a enfocarte en las circunstancias que si puedes alterar.

·           Moviéndote hacia tus metas: Desarrolla algunas metas realistas. Realiza algo regularmente que te permita moverte hacia tus metas, aunque te parezca que es un logro pequeño. En vez de enfocarte en tareas que parecen que no pueden lograrse, pregúntate acerca de las cosas que puedes lograr hoy y que te ayudan a caminar en la dirección hacia la cual quieres ir.

·         Llevando a cabo acciones decisivas: En situaciones adversas, actúa de la mejor manera que puedas. Llevar a cabo acciones decisivas es mejor que ignorar los problemas y las tensiones, y desear que desaparezcan.

·         Buscando oportunidades que permitan el descubrimiento de sí mismo—Muchas veces como resultado de su lucha contra la adversidad, las personas pueden aprender algo sobre sí mismas y sentir que han crecido de alguna forma a nivel personal. Muchas personas que han experimentado tragedias y situaciones difíciles, han expresado tener mejoría en el manejo de sus relaciones personales, un incremento en la fuerza personal aun cuando se sienten vulnerables, la sensación de que su autoestima ha mejorado, una espiritualidad más desarrollada y una mayor apreciación de la vida.

·         Cultivando una visión positiva de tí mismo: Desarrollar la confianza en tu capacidad para resolver problemas y confiar en tus instintos, ayuda a construir la resiliencia.

·         Manteniendo las cosas en perspectiva: Aun cuando enfrentes  eventos muy dolorosos, trata de considerar la situación que te causa tensión en un contexto más amplio, y conserva una perspectiva a largo plazo. Evita agrandar el evento fuera de su proporción.

·          Nunca pierdas la esperanza: Una visión optimista te permite esperar que ocurran cosas buenas en tu vida. Trata de visualizar lo que quieres en vez de preocuparte por lo que temes   y finalmente

·   cuidando de ti mismo: Presta atención a tus necesidades y deseos. Interésate en actividades que disfrutes y encuentres relajantes. Ejercítate regularmente.

SE COMO EL AVE FÉNIX….

 

Equipo de Guiatura. Bachillerato


MANTENER EL ENFOQUE EN NUESTRAS METAS

publicado a la‎(s)‎ 15 jun. 2017 12:37 por Cesar Criollo

MANTENER EL ENFOQUE EN NUESTRAS METAS

    Focalizar implica la acción de dirigir el interés y el esfuerzo hacia un centro o foco, con miras a conseguir o lograr los objetivos deseados.

    Hacemos foco en algo cuando nos centramos solo en eso, cuando concentramos nuestra energía, tiempo, estrategias y hasta dinero en una sola cosa. Cuando nuestras actividades están centradas, al menos en un tiempo en algo específico, el lograrlo nos produce bienestar, paz, alegría y felicidad. Es por ello que la importancia de focalizarnos a la hora de llevar adelante una idea, radica  y sobre todo al inicio, en la cantidad de actividades y de información que empezamos a manejar. Estas si no las tenemos claras y bien seleccionadas, podrían desbordarnos, agobiarnos o inclusive desmotivarnos.

Pero ¿cómo lograr foco y más cuando las emociones que sentimos no son las más adecuadas para mantenerlo?

1.      Define un plan. Debes tener un plan para lo que quieres lograr. Debe  ser fácil para ti saber qué sigue y cómo actuar en determinado instante y esto lo logras  gracias a estructurar un buen plan con tiempos y logros deseados.

2.      Crea objetivos. El plan que definas, deberá tener objetivos específicos. No será posible lograr mucho si no divides tu plan en  objetivos que puedan ser medibles y relativamente más fáciles de llevar a cabo.

3.   Enfócate en pequeñas metas. Divide cada uno de esos objetivos, en metas pequeñas. De esta manera tendrás semanalmente (o en un periodo de tiempo menor) cosas por lograr, retos que alcanzar y tareas que desempeñar.

4.      Desarrolla buenos hábitos. Estos definirán los logros obtenidos. Sueña en grande pero empieza pequeño.

5.   Visualiza. Visualizar equivaldría a poder ver, imaginar, proyectar, dónde y cómo quieres que esté tu idea, actividad, plan o proyecto en determinada cantidad de años. Implica poder realizar una hoja de ruta, un mapa que te ordene en el tiempo y te muestre hacia dónde te quieres dirigir.

6.   Se consecuente. PERSEVERA. La perseverancia es constancia, persistencia, firmeza, dedicación o tesón, tanto en las ideas, como en las actitudes, en la realización de algo, en la ejecución de los propósitos, y también en las resoluciones del ánimo. Y finalmente

7.   Mide tus progresos. Es necesario que midas tus progresos, que sepas si has avanzado, que tengas claro si efectivamente estás ahora en una mejor posición que antes, o si por el contrario sólo has dado vueltas en círculos.

Equipo de Guiatura. Bachillerato


LA CONSTANCIA PARA EL LOGRO DE LOS OBJETIVOS

publicado a la‎(s)‎ 9 jun. 2017 9:44 por Cesar Criollo   [ actualizado el 9 jun. 2017 9:45 ]

LA CONSTANCIA PARA EL LOGRO DE LOS OBJETIVOS

 

Nuestros cuatros últimos Tejiendo Vínculos han abordado como  ayudar a nuestros hijos y/o estudiantes a gestionar las  emociones, en estos momentos de crisis por los cuales estamos pasando. Las recomendaciones ofrecidas por  la Sociedad Venezolana de Psicología Positiva y la Red de Apoyo Psicológico de la UCV, nos impulsan a realizar de manera constante, actividades que nos generen bienestar. Sin embargo muchos de los que nos leen nos han preguntado ¿Qué es realmente la constancia y por qué es importante fomentarla? Y aquí les damos nuestra respuesta…..

La constancia es una virtud que nos conduce a adquirir herramientas necesarias para lograr los  objetivos que nos hemos propuesto, independientemente de las dificultades internas o externas, que se nos presenten. Ella justifica el trabajo que hacemos en una fuerza de voluntad sólida y en un esfuerzo continuo, que supera los diferentes obstáculos encontrados, hasta los que nosotros mismos sin darnos cuenta nos colocamos.

¿Por qué es importante fomentarla? Porque

·         La constancia es necesaria para lograr cualquier meta o hábito positivo

·         Cualquier logro en la vida implica un esfuerzo sostenido, que debe sustentarse en la fortaleza

·         La constancia se convierte en motivo de inspiración para seguir adelante, superar las dificultades y conducir a la perseverancia.

·         Nos hace lograr los fines propuestos y por consiguiente nos induce a sentirnos satisfechos y mucho más cuando lo logramos a pesar de las dificultades.

·         Nos ayuda a madurar, ya que una de las características de la personalidad madura, es la constancia en sus determinaciones.

Por ello vivir en la constancia significa:

·         Adquirir retos concretos y cumplirlos

·         No desmayar al encontrar la primera dificultad

·         Hacer opciones estables y sobre todo mantenerlas

·         Cumplir aquí y ahora lo que se debe y cuándo se debe

·         Decir siempre Puedo y lo lograré

·         No dejar para mañana lo que puedes hacer hoy

·         Terminar todo lo que se comienza y hacerlo bien

·         Tener paciencia y saber esperar

·         Llevar las ideas a un plano, no solo imaginar

·         Cumplir con todos los esfuerzos aun los que se vean insignificantes

·          Superarse cada vez más, respetándose a uno mismo y a los demás.

Y ahora con esta información, los invitamos a pensar sobre su vida y a darse cuenta cuan constantes han sido y cómo esa virtud ha sido fundamental para lograr sus objetivos

Red de  Apoyo Psicológico de la Universidad Central de Venezuela

y Equipo de Guiatura de Bachillerato Unidad Educativa Colegio Emil Friedman


LA RUTINA FAMILIAR Y ESCOLAR

publicado a la‎(s)‎ 6 jun. 2017 7:51 por Cesar Criollo   [ actualizado el 6 jun. 2017 7:52 ]

TEJIENDO VÍNCULOS

LA RUTINA FAMILIAR Y ESCOLAR

La rutina familiar y escolar en tiempos de crisis, se hace hoy  más necesaria. Pensada como una costumbre personal establecida por conveniencia (que no permite modificaciones), hace que la persona se sienta segura y tranquila en su ambiente cotidiano. El establecimiento de horarios, lo que se realice en los mismos (sin ser obsesivos), genera  hábitos que ayudan a construir un equilibrio emocional, y proporcionan mecanismos en la construcción de la personalidad y en la formación de virtudes.

El equipo del Colegio Emil Friedman, que hace posible Tejiendo Vínculos, sobre la base de las orientaciones recibidas por un grupo de especialistas, invita a los padres y docentes a tomar en consideración  tres puntos importantes, para mantener la tranquilidad y el equilibrio emocional de nuestros hijos/estudiantes, estos son:

1.  Mantenga la rutina normal: esta debe incluir descanso,  horas de sueño, una alimentación regular, realizar las tareas, hacer deportes - música (según sea el caso), sin excluir la rutina de los hábitos higiénicos durante el tiempo que siempre se le ha otorgado, y de las actividades extracurriculares; todo ello  sin forzar las situaciones. No sea demasiado duro con su hijo/estudiante, si estas no se realizan tal cual se espera.

2.   Mantenga la armonía en todo momento. Use notas o mensajes motivacionales para conectarse con sus hijos y/o estudiantes. Chequee con ellos los beneficios que tiene cumplir con una rutina y lo bien que les hará sentir. Recompense siempre cuando se obtengan los resultados esperados

3.   Por último y no menos importante mantenga el amor en todo lo que realice.

Equipo de guiatura

CULTIVANDO MI BIENESTAR Y EL DE MI FAMILIA

publicado a la‎(s)‎ 26 may. 2017 7:21 por Cesar Criollo

CULTIVANDO MI BIENESTAR Y EL DE MI FAMILIA

 La situación actual en nuestro país, nos tiene transitando por diversas emociones. Las llamadas negativas (tristeza, miedo, rabia)  tienen en este momento mayor presencia que las positivas (amor, alegría), por ello los docentes y padres que hemos realizado el Diplomado en Psicología  Positiva, en consonancia con nuestro compromiso  promover en nuestros espacios EL BIENESTAR, ofrecemos a continuación una serie de sugerencias dadas por  la Sociedad Venezolana de Psicología Positiva (SOVPPOS)

¿Cómo podemos lograr el bienestar?

 *Mantén tus hábitos saludables: sabemos que la situación que vivimos puede ser muy incierta y con muchas dificultades, pero depende de nosotros poder mantener una rutina adecuada de descanso, cuidar la calidad de los alimentos que consumimos y tratar de destinar un tiempo para la práctica de alguna actividad física.

 *Cultivar tus relaciones significativas: mantener el contacto con nuestras redes de apoyo favorece la estabilidad emocional, siempre que estas relaciones pertenezcan a un espacio de amor.

 *Mantener una rutina: en la medida de lo posible determina algunas horas del día a tus actividades laborales o de estudio, así despejas la mente de las inquietudes propias del momento que vivimos.

 *Procura hacer alguna actividad de recreación: leer un libro, ver una obra de teatro, ir al cine o planificar una noche de películas en casa son actividades que nos ayudan a desplazarnos hacia emociones placenteras. Desde la esperanza y el optimismo podemos apreciar la situación que transitamos con una mirada más amable.

 *Si hay niños en casa: hazles una rutina y manténla, para ellos es muy importante la estabilidad. Cuida la forma cómo transmites la información que recibes y mantén un lenguaje respetuoso en las conversaciones que se den en casa, especialmente aquellas que se refieren a la situación del país. Procura compartir con ellos experiencias amorosas y en donde pongas en práctica tu atención plena. Responde sus inquietudes utilizando un lenguaje cercano a ellos, valida que interpretan ellos de la realidad e indaga de dónde proviene la información que reciben. Algo muy importante es que consideres, escuches y concedas legitimidad a sus emociones frente a la situación que vivimos.

· * Destina un momento para el cultivo de la paz interior: meditar, orar, contemplar la naturaleza y poner en práctica nuestra atención plena son actividades que nos permiten mantener la serenidad y desde ahí podemos ser más conscientes de las emociones que vivimos, cómo las vivimos y cómo nos estamos relacionando con quienes nos rodean y con la situación que cada uno vive.

Si bien es cierto no se trata de evadir la realidad que estamos viviendo se “trata de cuidarnos y cuidar a nuestros seres queridos, en este caminar”.

Diplomado Psicología Positiva

Cohortes I y II

COMO FORTALECER A NUESTROS HIJOS EN ESTOS MOMENTOS DE INCERTIDUMBRE - 18/05/17

publicado a la‎(s)‎ 18 may. 2017 9:52 por Fernando Tugues   [ actualizado el 18 may. 2017 10:23 ]

COMO FORTALECER A NUESTROS HIJOS EN ESTOS MOMENTOS DE INCERTIDUMBRE

Como madre les hablaría con sinceridad, creo que eso es fundamental, eso sí supervisando y aplicando filtros informativos, ya que hay realidades muy duras que no hace falta que ellos las conozcan, sobre todo porque a uno como adulto le cuesta creer.

Estoy convencida de que en cada dificultad hay una oportunidad de crecimiento, y es esto lo que nosotros como padres debemos aprovechar.  Insisto en que nuestros hijos deben estar  informados, empezando por conocer bien la Historia de nuestro país (y aquí el papel del profesor o maestro es fundamental), porque solo así  tomaran  consciencia del momento presente, evaluar causas y consecuencias, en definitiva lograr un aprendizaje.

Venezuela nuestro país, es una tierra privilegiada, demográficamente bendecida y con un sinfín de fortalezas que van a permitir que la recuperemos rápido con mucho esfuerzo y trabajo, porque nosotros los venezolanos estamos preparados para eso y mucho más. Somos inteligentes, hacemos realidad nuestros sueños y sobre todo nuestra naturaleza resiliente, nos hará salir de esta coyuntura mejor y más fortalecidos que nunca. Así que apropiemos a nuestros niños de nuestra Historia y  narrémosle anécdotas de sus ancestros, que tan buen legado nos dejaron.

 

Que Dios proteja y bendiga a todos nuestros hijos

 

Carolina González

Mama de Alejandro (6to grado) y José Tomas (2do año) Lulo Gonzalez



“Nuestros pequeños ejemplos se convierten en grandes soluciones” 11-05-2017

publicado a la‎(s)‎ 17 may. 2017 8:29 por Fernando Tugues

En vista de los acontecimientos actuales de los que ninguno de nosotros se escapa, y entendiendo que en los últimos tiempos muchos  hemos llorado los mismos colores, respirado el mismo gas, deplorado las mismas acciones y anhelado la misma paz, quiero compartir con ustedes una pequeña y muy sencilla reflexión que nos puede unir, aún más, como integrantes de una comunidad educativa.
Seamos ejemplo de aquello que predicamos, defendemos y reclamamos, practicando  tres pequeñas actitudes que nos definen como verdaderos seres humanos:
Si queremos que nuestros hijos vivan en democracia debemos comenzar por ser verdaderos demócratas: demos nuestra opinión sin imposición y con la aceptación y el  respeto que se merece la de quienes nos rodean, aunque éstas sean contrarias a las nuestras. Evitemos el juicio de valor y por el contrario, tratemos de comprender por qué el otro hace lo que hace o dice lo que dice. Esta actitud nos acerca a la empatía.
Si queremos que nuestros hijos respiren serenidad a pesar de las circunstancias, tratemos de que no sufran el  estrés que predomina en el ambiente, comenzando por calmarnos nosotros mismos: aunque resulte difícil, evitemos hablar  de tragedias frente a ellos, sobre todo porque, más allá de no poder resolverlas, lo que hacemos es guardarlas en sus mentes sin la posibilidad de que puedan comprender un por qué. Debemos permitirles que expresen sus miedos y sentimientos junto a los nuestros, conversando con ellos y sobre todo, respetando y valorando sus emociones. Por otra parte, atendamos plenamente a lo que hacemos sin estar pensando de manera constante en las circunstancias que nos aquejan. De este modo seremos más eficaces y eficientes en las tareas cotidianas las cuales, por vivir lo que estamos viviendo,  NO PODEMOS DEJAR DE HACER.
Si el propósito es que nuestros hijos crezcan en un país donde prevalezca la Tolerancia, comencemos por ser tolerantes evitando insultos en nuestros entornos virtuales: Somos seres humanos, individuales y a la vez sociales, únicos y por lo tanto distintos unos a otros, y dicha naturaleza conlleva a que nuestros pensamientos SEAN DIFERENTES. Así, atendiendo al hecho de que dichos entornos, en particular los chats del salón,  tienen una única convergencia: todos los miembros somos  Mamá de…. o Papá de… démosle entonces al mismo, el rol parental que se merece, conectémonos desde el deseo de tener mejores hijos para el mundo, pero al mismo tiempo desde el deseo de ser mejores padres y madres del mundo.  
Pequeñas prácticas que forman grandes seres humanos.
María  Enriqueta Aquique M.
Mamá de María Verónica y Diego Enrique
Facilitadora en el Diplomado de Psicología Positiva

¿QUÉ TIENE EL C.E.F. QUE HA HECHO QUE PERMANEZCAS EN ÉL? Parte 2. 27/04/2017

publicado a la‎(s)‎ 17 may. 2017 8:27 por Fernando Tugues

El ambiente, el compartir, mi departamento, mi compañera Anabel, la estabilidad laboral, la tranquilidad y la seguridad en general que me brinda el Colegio. Los valores de respeto, lealtad y la solidaridad, son las cosas que me tienen atado al Friedman.

Lizardo Paternina.

 Departamento de Administración. 7 años en la Institución

 

Me siento cómoda y en familia en el Colegio. La esencia de la gente, lo que transmiten; el concepto como institución es único. Me encanta lo que se respira “la excelencia y el reconocimiento permanente al trabajo” El Friedman está en nuestras vidas y agradecida por estar aquí y por tener como compañero a Lizardo

 

Anabel Pereda.

 Personal Administrativo. 4 años en la Institución

 

 

Mi colegio es como mi segunda casa. El trato con el personal me gusta mucho, está lleno de confianza y apoyo. Me gustaba mucho más cuando estaba la profesora Elvia, porque era una persona especial y cariñosa.

Marleni Coromoto Parra.

16 años en la Institución. Personal de mantenimiento.

 

 

El colegio ha permitido desarrollarme como persona y como profesional, y a través de la natación tengo proyección nacional e internacional. La innovación es permanente y se cuenta con todos los recursos para lograr lo uno se proponga.

Recuerdo como si fuera hoy, mi primer día de trabajo.

Oscar Huen. 37 años en la Institución.

 Coordinador de Educación Física y Deporte

 

Tuve la suerte de trabajar como maestra de 6to grado. La profesora Friedman me encomendó en el año 1977, el control administrativo de la única orquesta hoy Arcos Juveniles de Caracas. La música me ha mantenido aquí. Este es un mundo, te desconecta del estrés a pesar del volumen de trabajo.

El conservatorio estaba ubicado en el edificio de 3ro y 4to grado y fue la profesora Elvia, con su tesón la que convirtió esta preciosa obra en lo que hoy en día es: 800 niños atendidos, 110 profesores, 8 orquestas, 4 coros, 4 ensambles de viento y percusión.

 

Carmen María Garnica. 39 años en la Institución

Coordinadora del Conservatorio

 

 

El ambiente de trabajo, la creación constante, la búsqueda de la excelencia, la disposición de hacer cosas nuevas y los recursos que poseemos. Sumado a esto el ambiente y su seguridad, el aprendizaje constante, la dirección siempre con sus puertas abiertas, el apoyo y enseñanza de los profesores Fajre y Pablo y de la licenciada María Gabriela y el recordar todos los días las palabras de la profesora Elvia … ”Recuerda gordo respeto, tolerancia y perseverancia”….”Gordo, tu sabes como a mí me gustan las cosas”

 

José Manuel Ponte. 16 años en la Institución.

Logística en el Conservatorio

¿QUÉ TIENE EL CEF QUE HA HECHO QUE PERMANEZCAS EN ÉL? 06-04-2017

publicado a la‎(s)‎ 17 may. 2017 8:25 por Fernando Tugues   [ actualizado el 17 may. 2017 8:30 ]

¿QUÉ TIENE EL CEF QUE HA HECHO QUE PERMANEZCAS EN ÉL?

 

¿Qué ha hecho el Colegio para haber permanecido 36 años aquí? ¡Mucho! La parte cultural me cautivó desde un principio. Llegue aquí con la misión de reestructurar el preescolar y junto a ello el enamoramiento de la obra cultural, se hizo inmediato. El profesor Friedman me abrió otros caminos, otras ventanas. La profesora Elvia, mujer formadora y respetuosa, me encomendó la hermosa responsabilidad de coordinar preescolar. Esta coordinación fueron sus ojos.

Soy parte del Colegio y él es parte de mí.

Luisa Parra. Coordinadora de Preescolar. 36 años en el Colegio.

 

Los valores del CEF, el compañerismo. Cuando llegue aquí, mis compañeros hicieron que me sintiera como en casa y así me siento. Me gusta el ambiente, la música la disfruto mucho y aumenta ese disfrute, cuando veo a los niños. Cuando tenga un hijo quisiera que estudiara aquí.

Hilda Marín. Departamento de Contabilidad. 7 años   en el Colegio

 

El CEF tiene muchas cosas interesantes. Los dueños son muy humanos, los niños y profesores son maravillosos. La profesora Elvia es inolvidable. Me encanta la Paradura y el Festival Folclórico…La Copa Friedman. Todo me gusta del Friedman.

Astrid Paternina. Personal de mantenimiento. 11 años en el Colegio

 

El CEF es mi segunda familia. Aquí me he formado y crecido como persona y como profesional. Su Filosofía y la combinación de la educación integral y la música, es lo que más me ha cautivado.

María Isabel Romero. Coordinación de Preescolar. 33 años en el Colegio

 

El compañerismo es excelente, el trato recibido de todos los que estamos en el Colegio me encanta. Me siento en contacto con la naturaleza, camino todas las mañanas en la cancha, antes de subir a trabajar. Me encanta la Guagua CEF y todos los beneficios que tengo aquí.

María Herrera. Personal Administrativo. 18 años en el Colegio

 

Me siento como en mi casa, es como mi familia adoptiva. El ambiente me encanta, el trato con mis compañeros, las actividades que se realizan de manera permanente, el coro, los conciertos, el compartir. Todo esto y mucho más, es lo que me mantiene en el CEF.

Margarita Pérez. Personal Administrativo. 25 años en el Colegio

 

El ambiente de trabajo, mis inolvidables amigos: profesor Friedman, Maldonado, Pedro Aponte, Antonio Navas y Machmud, quien fue como mi padre aquí. El trato recibido a lo largo de los años que he permanecido en el Colegio, por parte de los dueños, compañeros, estudiantes, representantes, el profesor Friedman y en general de toda la comunidad, se ha basado en el respeto y en el afecto. Sigo aquí no solo porque me gusta el Colegio sino por el compromiso que asumí con la profesora Elvia, cuando me hizo prometer que nunca me iría del Colegio.

Carlos Ugueto. Profesor de Química. 40 años en el Colegio.

 

Llegue al CEF muy joven. Comencé como asistente y luego maestra de música. La innovación era constante y eso me cautivo. La creación del robot especialista y los premios ganados por el CICEF, son inolvidables. Las amistades, la dinámica, la satisfacción del reconocimiento por parte de los egresados, estudiantes y representantes, la libertad en la toma de decisiones, el respeto, las relaciones interpersonales, la integración de la comunidad ….Todo esto me tiene atada al CEF.

Yeaneth Ray

Coordinadora de 2do. Año.

 

Comencé como maestra de preescolar y permanecí en ese nivel por 20 años. Durante ese tiempo mime, compartí y disfruté a los niños. Luego se presentó la oportunidad de trabajar en la Biblioteca y ¡Aquí estoy! ¿Que tiene el CEF que aún estoy aquí? La música, la estabilidad laboral, los compañeros de trabajo, que a lo largo de la vida, algunos se han convertido en mis amigos. Estoy tan arraigada al Colegio, que mis hijos estudian aquí.

Rosa Elisa Haddad

Biblioteca

1-10 of 21